Sus heces fecales pueden revelar una gran verdad sobre su situación de salud actual.

Posted on

El tema de las heces fecales es un tema serio, que no se habla, que se comenta muy poco y al que no le damos la debida importancia. Defecar es una función humana como las demás, que merece nuestra atención para tener un cuidado óptimo de nuestra salud. Por ello, te mencionamos a continuación lo que debes saber de cómo influyen las heces fecales en tu salud.

¿Qué debo saber con respecto a las heces fecales?

-La frecuencia con que se va al baño: 

La mayoría de los médicos, especialistas y practicantes de la medicina sostienen que una persona sana debe defecar diario, ya que de no ser de esta manera, se cree que puede existir un problema de salud. Esto es lógico si piensas que comemos todos los días y que de igual manera los desechos deberían salir. Pero lo real es que son más las personas que van al baño 2 o 3 veces por semana, creyendo en que sus excreciones son regulares. Así como ir poco no es saludable, ir al baño más de tres veces por día tampoco es buena señal. Cuando duras mucho en ir al baño, se considera estreñimiento o constipación, ambas son un padecimiento que hay que atender.

-Forma, longitud y olor:           

Preferiblemente, las heces fecales deberían ser de color café claro u oscuro, aunque éste, al igual que la consistencia, depende según la alimentación y el nivel de hidratación de cada individuo. El espesor que se considera sano no debe dañar pero tampoco debe ser demasiado delgado. Por otro lado, el olor está vinculado con las bacterias del intestino, y si bien todos sabemos que éste no necesariamente es de mucho agrado, sí debe ser tolerable. Si por el contrario huele muy mal, es un síntoma de que es necesario depurarse y mejorar la dieta consumiendo más verduras verdes y tomando mayor cantidad de agua.

-El esfuerzo físico al defecar:

Ir al baño no debe ser sinónimo de dolor, ni esfuerzos mayores. Al tener la sensación de ir al baño debemos obedecer y hacerlo, ya que soportar por largos periodos de tiempo es contraproducente. Tu organismo es una maquina perfecta, así que hay que escucharla y hacerle caso. En el yoga, hay muchas posturas que te ayudan a movilizar tus intestinos, hacer ejercicio también motiva a tu organismo a desalojar los desechos y si esto no funciona, prueba con algunos masajes suaves directamente en el intestino. Si el problema persiste o se presentan sangrados, debes ir de inmediato al médico.

-Si ves esto ve al médico de lo mas rápido posible:

Mucha atención con lo siguiente: si tus heces fecales presentan algunas de las siguientes características, sin dudarlo, debes ir al médico.

  • Tienes diarrea durante más de 15 días.
  • La popó no tiene consistencia o defecar se vuelve un tormento.
  • El excremento es amarillo, color ceniza o negro. Esto último es muy importante, pues enfermedades como cáncer en sistema digestivo (colon, páncreas, vesícula etc.) tienen en común esta coloración en las heces fecales.
  • Si tu vientre está duro, si tus intestinos están paralizados y la temperatura comienza a subir.
  • Si hay sangre fresca en el agua o en la popó.

Conversa de esto con tu familia, seguramente si eres madre revisas con frecuencia la popó de tus pequeños, lo cual es un buen hábito. Ahora te invito a hacer lo mismo contigo misma. Si cuidas este detalle de tu salud, poco a poco te harás consciente de lo que comes y lo que bebes.

Algo mas de estas recomendaciones: defecar regularmente te hará sentir más ligera, tu vientre se desinflamará y la ropa se te verá ¡mucho mejor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *